*Interesante…

| 12 DE NOVIEMBRE DE 2016

Desde el día de la derrota electoral de Hillary Clinton en Estados Unidos, varios oficiales yihadistas han sido asesinados, no sólo en el este de Alepo sino también en Idlib y en Raqqa, así como en Irak.

No está claro por el momento si se trata de simples ajustes de cuentas entre facciones rivales o si la administración Obama está tratando de borrar las huellas de sus crímenes antes de la investidura de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos.

Desde 1978, Estados Unidos y Arabia Saudita han venido reclutando y organizando yihadistas, primeramente contra la Unión Soviética y ahora contra Rusia, en violación de la resolución 2625 y de la Carta de las Naciones Unidas.

Más de un millón de personas han muerto a manos de los yihadistas durante las guerras en Afganistán, Yugoslavia, Argelia, Chechenia, Irak, Libia y Siria.

Anuncios