Lee, Comparte y únete a la pagina y grupo de Facebook…

Pagina en Facebook
https://www.facebook.com/La-cosa-aquella-231455250559123/
Grupo de Facebook
https://www.facebook.com/groups/1013342072090602/
Blog
https://kenzocaspi.wordpress.com/author/kenzocaspi/
Canal Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCJZIxTmbZ4CwPCE0Y4UAI1g

20 de noviembre de 2019

Peter Koenig 

China tiene, con mucho, el mayor mercado de litio. China ya produce la mayoría de los autos eléctricos, alrededor de 1 millón en 2018, y al menos triplicará su producción para 2025 – y en la siguiente década o dos, se espera que la demanda aumente exponencialmente.

Bolivia tiene las reservas de litio más grandes del mundo, con mucho, conocidas. Un contrato a largo plazo de beneficio mutuo entre China y Bolivia estaba en preparación desde principios de 2019 y se negoció como un acuerdo de 51% de Bolivia – 49% de acciones de China, con fabricación de baterías y otros productos relacionados con el litio previstos en Bolivia – valor agregado, creación de empleo en Bolivia – con una inversión inicial de US $ 2.3 mil millones Estaba a punto de firmarse cuando se produjo el golpe militar boliviano iniciado por los Estados Unidos. Fue seguido inmediatamente con la habitual opresión intimidante, violenta y asesina al estilo estadounidense, particularmente dirigido a las protestas de los pueblos indígenas

No querían perder a su presidente, Evo Morales, quien ha mejorado sus vidas enormemente, como nadie antes desde la independencia de Bolivia de España hace unos 200 años. Evo ha reducido drásticamente la pobreza y ha proporcionado a la mayoría de los bolivianos empleos y una vida digna. El presidente Evo Morales tuvo que buscar asilo en México para protegerse a sí mismo y a su familia de las amenazas a su vida y la de su familia, así como a sus asociados políticos y miembros del Congreso, que estaban en línea para sucederlo. Los gringos y sus bienes pagados trabajan con impunidad, sin escrúpulos.

Un día después de que Evo Morales salió de Bolivia, la oposición, liderada por la autoproclamada presidenta racista y neofascista, Jeanine Añez, saqueó y saqueó al Banco Central de su oro y grandes cantidades de reservas de efectivo. Se vio que el botín fue transportado al aeropuerto para ser trasladado fuera del país, presumiblemente a los Estados Unidos. Madame Añes dijo que necesitaba el dinero para comprar armas, por supuesto, de Estados Unidos para seguir oprimiendo y matando a los manifestantes indígenas.

Después del golpe “cívico-militar”, bien preparado y orquestado por los Estados Unidos el 10 de noviembre, Bolivia está siendo gobernada por un autorregulado, ilegal, temporal (dicen), gobierno racista-fascista que no solo es apoyado por los Estados Unidos – el “golpista” – pero también por la abismalmente vergonzosa Unión Europea, así como por la Organización de Estados Americanos – OEA (Estados Unidos paga el 60% del presupuesto de la OEA …).

Los bolivianos se han visto inmersos en una violenta dictadura militar-policial sin saber que las restricciones golpearon a los manifestantes indígenas y les dispararon con munición real. Al menos 25 ya han muerto y cientos han resultado heridos. Añez ha firmado un decreto que exonera a la policía y al ejército del enjuiciamiento por crímenes y asesinatos cometidos contra manifestantes. Dándole a la policía y al ejército una licencia para matar. Evo Morales, fue forzado a renunciar por los altos mandos militares que ha sido entrenado en secreto por la Escuela de las Américas,  ahora llamado Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad (WHINSEC). Evo ha sido traicionado por oficiales corruptos y entrenados de Washington.

Alrededor de 20 del séquito más cercano de Evo, incluidos los miembros del congreso,quienes de acuerdo con la Constitución boliviana habrían estado en línea para asumir temporalmente la Presidencia hasta que se organicen nuevas elecciones, también se les ordenó renunciar. A todos se les concedió asilo en México. Les dijo el nuevo gobierno ilegal autodenominado, que no se les permitió postularse para la Presidencia en las próximas elecciones. Este es el tipo de “Democracia” exportada por Washington.

El poder y el fervor de las protestas a favor de Morales en Bolivia aumenta día a día. Evo fue el primer presidente indígena del país andino plurinacional. Alrededor del 70% al 80% de la población de Bolivia es de origen indígena, y son firmes partidarios de Evo y su partido MAS (MAS = Movimiento al Socialismo, o movimiento hacia el socialismo).

El presidente de Estados Unidos, Trump, ha dejado en claro que no tolera los gobiernos socialistas en el mundo, y mucho menos en su patio trasero, América Latina. Felicitando a los líderes golpistas entrenados en Estados Unidos, advirtió a Venezuela, Cuba y Nicaragua de lo que pronto podría sucederles. No pierde la oportunidad de lanzar amenazas a los líderes mundiales que no siguen sus órdenes. Él, Trump el Grande, un presidente en proceso de ser acusado por corrupción y otras fechorías del Parlamento de los Estados Unidos. Bravo.

Tener un gobierno socialista fue sin duda una razón para el golpe de estado, pero no el único, quizás ni siquiera la razón clave.

Bolivia, como Venezuela, es rica en recursos naturales, gas, petróleo, minerales y metales. – y litio, un metal ligero, utilizado en baterías de automóviles, especialmente baterías para automóviles eléctricos. Son activos ideales para ser privatizados por un gobierno neoliberal en beneficio de unos pocos oligarcas locales y de corporaciones extranjeras. – En su mayoría estadounidenses, por supuesto. Robar recursos naturales de los países en desarrollo es un objetivo clave para el intento del imperio de establecer la hegemonía mundial monetaria y territorial.

Ya antes de que Evo Morales asumiera por primera vez en enero de 2006, prometió al pueblo boliviano que los vastos tesoros de recursos naturales ricos y naturales de Bolivia pertenecen a Bolivia, al pueblo boliviano. Entre las primeras acciones de su Presidencia estuvo la nacionalización parcial de la industria de los hidrocarburos. – gas y gasolina. Evo heredó de sus predecesores, Goni Sánchez y Carlos Mesa, un arreglo absurdo, donde las corporaciones extranjeras recibirían en promedio el 82% de las ganancias de la explotación de hidrocarburos y el 18% restante se quedaría en Bolivia. Precisamente por esta razón, tanto Goni como Mesa fueron expulsados ​​por la gente en las revoluciones de los sangrientos en 2003 y 2005, respectivamente.

Cuando Evo llegó en 2006, invirtió esta proporción: 82% para Bolivia y 18% para las transnacionales. El mundo occidental gritó y gritó y le advirtió que todos los inversores extranjeros abandonarán Bolivia – y Bolivia estará sola y su economía colapsará miserablemente. Nada de esto sucedió, por supuesto. Porque incluso bajo este nuevo acuerdo, las corporaciones extranjeras obtuvieron suficientes ganancias para que se quedaran en Bolivia. Están allí a partir de este día.

Entra litio, un mineral suave, ligero y altamente inflamable. – lo que algunos llaman el oro del siglo XXI. Las reservas totales de litio conocidas en el mundo son de aproximadamente 15 millones de toneladas, con un potencial de hasta 65 millones de toneladas. Podría decirse que Bolivia tiene los depósitos de litio únicos más grandes del mundo con una proyección de 9 millones de toneladas, alrededor del 60% de todas las reservas conocidas.

El litio de Bolivia ha recordado hasta ahora en gran parte sin explotar, mientras que los principales productores actuales son Chile, Argentina, Australia y China. Las reservas de Bolivia se encuentran en las salinas de Uyuni, el salar más grande del mundo (unos 10.000 km2) en el extremo sur de Bolivia, a unos 4.000 m sobre el nivel del mar. El litio está contenido en piscinas de salmuera debajo de las salinas de Uyuni.

El acceso es complicado debido a la altitud y la lejanía, y la extracción de litio también tiene problemas ambientales. Finalmente, y quizás lo más importante, Evo Morales ha prometido a su gente que este valioso recurso no solo se exportará como materia prima, pero procesado en Bolivia para que el valor agregado y los principales beneficios permanezcan en Bolivia. El gerente general de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), de propiedad estatal, asegura que “Bolivia será un actor relevante en el mercado mundial de litio dentro de cuatro o cinco años”.

El litio se utiliza principalmente para la producción de baterías de automóviles, teléfonos celulares, dispositivos electrónicos en sofisticados sistemas de armas. En la era de la creciente conciencia ambiental y los automóviles eléctricos, se espera que el mercado de baterías para automóviles explote en los próximos años. El presidente de China, Xi Jinping, dijo recientemente que a partir de 2030, todos los automóviles nuevos en las carreteras de China serán eléctricos. Sin embargo, esto puede ser optimista, habla por un gran mercado. Se espera que el uso de litio solo en las baterías de automóviles pueda triplicarse – o más allá – en los próximos 5 a 10 años.

En las últimas semanas, el gobierno boliviano estaba a punto de firmar un contrato con ACI Systems Alemania (ACISA), una pequeña empresa minera alemana. El 4 de noviembre, el acuerdo fue cancelado, debido a las protestas locales por la participación en las ganancias. La población local quería un aumento de los pagos de regalías del 3% al 11%. El acuerdo habría traído una inversión de US $ 1.3 mil millones en el Salar del Uyuni (Salar de Uyuni) con el tiempo para una fábrica de baterías de vehículos y una planta de hidróxido de litio. Los acuerdos similares con Tesla y otros productores de baterías de EE. UU. Y Canadá tampoco se concretaron debido a los acuerdos inaceptables de participación en los beneficios.

China tiene el mercado de litio más grande del mundo. Con mucho. Y el que tiene el mayor potencial de crecimiento. Con un millón de autos eléctricos chinos vendidos en 2018, se espera que la demanda aumente casi exponencialmente. La predicción del presidente Xi de que cada automóvil nuevo en las carreteras de China para 2030 tendrá energía eléctrica, puede ser optimista y, Según un grupo de expertos chino, es probable que este sea el caso para 2040.

En febrero de 2019, la empresa china Xinjiang TBEA Group Co Ltd. Y la empresa estatal boliviana Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) negoció un acuerdo que le habría dado a Bolivia el 51% y las acciones chinas del 49% de una inversión en extracción de litio, una empresa inicial de US $ 2.3 mil millones, ampliable de acuerdo con la demanda del mercado. El proyecto habría incluido la fabricación de baterías de vehículos. – y más – por lo tanto, agregando valor en Bolivia y creando miles de empleos.

El embajador chino en Bolivia estima que China necesitará unas 800,000 toneladas de metal ligero para 2025. Los autos eléctricos con la tecnología actual requieren grandes cantidades de litio, aproximadamente 63 kilogramos para una sola batería Tesla Model S de 70 kWh. Reservas oficialmente conocidas en el Salar Uyuni, estimadas en 9 millones de toneladas,  corresponden a aproximadamente una cuarta parte del total de las reservas mundiales conocidas, según el Servicio Geológico de EE. UU. Los depósitos de litio en todo el país en Bolivia pueden llegar a 21 millones de toneladas, principalmente en las salinas de Uyuni, según las proyecciones del gobierno. Según las proyecciones del Banco Mundial, la demanda mundial de litio se disparará en los próximos años, llegando a más del 1,000% de la demanda actual para 2050.

Una gran proporción de este mercado multimillonario sería chino. Por lo tanto, no es demasiado descabellado creer que el golpe militar inducido por los Estados Unidos en sí mismo, y particularmente su momento – tiene algo que ver con el litio de Bolivia – y más precisamente con el acuerdo China-Bolivia.

Desde principios de este año, Bolivia ha estado negociando con China, la vinculación de Bolivia con la Iniciativa de la Franja y la Carretera de China (BRI). La extracción de litio y el desarrollo industrial fueron parte de ello. Bajo la guía de Evo, podría haber sacado de la pobreza a este país aún más empobrecido de Sudamérica, a un nivel de “vivir bien” para la mayoría de los bolivianos. China, con su enfoque de beneficio mutuo para la expansión BRI en todo el mundo y para tales acuerdos bilaterales, como hubiera sido el desarrollo del litio con Bolivia – habría contribuido en gran medida a la mejora de las condiciones de vida de este país andino sin litoral.

Con China siendo criticada y golpeada en cada ocasión, claramente, un acuerdo a largo plazo de miles de millones de dólares, para un mercado que Occidente quiere reclamar por sí mismo, no está permitido por el verdadero eje del mal, los Estados Unidos, los europeos vasallos, Canadá y Australia. Entonces, el presidente Evo Morales y sus aliados cercanos al partido MAS – y posibles sucesores – Tuvo que ir. Los pueblos indígenas desarmados tuvieron que ser intimidados por la policía comprada y las fuerzas militares. Son golpeados y disparados con munición real. A partir de hoy, el número de muertos ha alcanzado al menos 25, desde que comenzó la violencia cuando Evo se vio obligado a renunciar, hace aproximadamente una semana.

Es previsible que el actual gobierno “interino” llame a un Estado de Emergencia, lo que significa una dictadura militar-policial de facto. La riqueza natural de un país pobre que quiere usar reservas para el mejoramiento de su pueblo puede ser una maldición. – y especialmente si ese país tiene un régimen socialista. Pero, como una mirada positiva de esperanza, se sabe que el pueblo boliviano es testarudo y firme defensor de sus derechos. Entonces, con el apoyo y la solidaridad de las personas de los países vecinos que protestan por sus derechos civiles perdidos, Chile, Ecuador, Argentina y quizás pronto también Brasil, no todos pueden perderse.