IMG-20190428-WA0012.jpg

Pagina en Facebook
https://www.facebook.com/La-cosa-aquella-231455250559123/

Grupo de Facebook
https://www.facebook.com/groups/1013342072090602/

Blog
https://kenzocaspi.wordpress.com/author/kenzocaspi/

************************************

19 de junio de 2019

El gobierno de Venezuela ha afirmado que el Departamento de Justicia investigará la junta designada por la oposición de Citgo por el robo de $70 millones. Pero la junta es en sí misma el producto de un robo masivo: el de la riqueza del gobierno electo.

Por Anya Parampil

El ex abogado de Exxon y enviado de la oposición de Venezuela a Washington, Carlos Vecchio, Es posible que haya supervisado un esquema de fraude multimillonario desde que sus aliados políticos obtuvieron el control de las cuentas petroleras con sede en Estados Unidos.

El 17 de junio, el gobierno de Venezuela afirmó que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos estaba abriendo una investigación sobre la junta directiva de Citgo, designada por la oposición. Horas más tarde, el consejo ad-hoc confirmó que había recibido una citación de funcionarios estadounidenses.

Citgo pareció confirmar la existencia de la investigación del gobierno de los EE. UU., Afirmando que “recibió una citación del Departamento de Justicia, que ha estado llevando a cabo una investigación de varios años sobre las prácticas de corrupción en PDVSA”. Citgo es una subsidiaria de Petroleum of Venezuela (PDVSA), la compañía petrolera estatal del país.

Citgo dijo que ha “prometido plena cooperación” con la investigación. No especificó la naturaleza de la citación ni si se refería a actividades ilegales presuntamente ocurridas antes o después de que las personas designadas por Guaido tomaron el control de la compañía.

El anuncio de Citgo siguió a un comentario ominoso del Viceministro de Comunicaciones de Venezuela el 17 de junio:

“Es muy probable que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos inicie una investigación ad hoc sobre la falsa junta directiva que Juan Guaidó nombró para la empresa Citgo”.  Rodríguez proclamó durante una presentación del palacio presidencial de Venezuela.

Según Rodríguez, la investigación fue provocada por un presunto fraude contable por un total de $70 millones. Rodríguez afirmó que el dinero, originalmente destinado a cubrir el pago de los bonos de PDVSA para 2020 en abril, fue robado por el representante de Guaido en los Estados Unidos.

“Parece que la persona directamente involucrada en el hecho de haberse embolsado esos $70 millones en exceso, debido a la cocina de los libros, es el Sr. Carlos Vecchio”, acusó Rodríguez.

Las acusaciones de robo en gran escala se produjeron apenas un día después de que los miembros del círculo íntimo de Guaidó fueron expuestos por malversación de $125,000 en dinero destinado a ayuda humanitaria, Gastándolo en hoteles caros y artículos de lujo en Colombia.

La administración golpista de Guaidó no solo está enfrentando un colapso de su credibilidad, Pero ahora la posibilidad de graves consecuencias legales por su conducta descarada.

El Departamento de Justicia de EE. UU. declaró que “en general no confirma, niega ni comenta sobre la existencia o no de una investigación”.

 

Apilando el directorio de Citgo con consultores corporativos y ejecutivos petroleros de antes de Chávez

La Administración Trump reconoció a Vecchio como embajador de Venezuela en Washington en enero, después de que fue designado por Guaidó.

Desde entonces, Vecchio se ha rodeado de un séquito de activistas de la oposición profesional en Washington DC. Incluyen a David Smolansky, un ex funcionario local del partido Vecchio ‘Voluntad Popular, que fue nombrado a la junta directiva de PDVSA por la Asamblea Nacional controlada por la oposición en febrero.

“¿Por qué Guaidó no ha nombrado ministros?Preguntó Rodríguez, insistiendo en que el líder designado por los Estados Unidos había seleccionado “representantes de Citgo para robar $7 mil millones”.

“Tenemos información de que los intereses que pertenecen a Citgo se están moviendo a cuentas personales”, agregó el portavoz del gobierno.

$7 mil millones representan la totalidad de los activos de PDVSA en Estados Unidos incautados por los Estados Unidos en enero cuando implementó sanciones sin precedentes contra la industria petrolera de Venezuela. Junto con el anuncio de la Administración Trump, Guaidó ordenó a la Asamblea Nacional legalmente desaparecida de Venezuela que designara una nueva junta directiva para PDVSA y Citgo.

En pocas semanas, Reuters informó que la nueva junta directiva de Citgo “estaba organizando su primera reunión en la sede de la empresa” en Houston.

“Parece que el sistema legal de los Estados Unidos generalmente acepta la ficción legal de que PDVSA, el único accionista de Citgo, es controlado por Guaidó en lugar de por la gente en Venezuela que realmente lo controla”, El columnista de opinión de Bloomberg, Matt Levine, escribió en ese momento, destacando el extraño carácter del movimiento.

La junta nombrada por Guaidó fue posteriormente apilada por consultores corporativos y ex empleados de PDVSA que fueron expulsados ​​de la compañía bajo la supervisión del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Luisa Palacios
Luisa Palacios

La nueva presidenta de Citgo, Luisa Palacios, anteriormente se desempeñó como jefa de Investigación de Energía y Macro para América Latina en Medley Global Advisors, que se considera a sí mismo como “el servicio de inteligencia de políticas macro líder para los principales fondos de cobertura, bancos de inversión, administradores de activos y corporaciones”.

Mientras estaba en MGA, el trabajo de Palacios era “[proporcionar] inteligencia y análisis de fuentes primarias sobre política económica y riesgo político”. En otras palabras, una mujer que hace unos meses estaba asesorando a fondos de cobertura y corporaciones en la política energética de América Latina ahora dirige una importante empresa de energía con sede en América Latina.

Palacios también ha trabajado como estratega para el banco de inversión británico Barclays Capital y como consultor en la división de América Latina del Banco Mundial.

Andres Eloy Padilla
Andrés Elloy Padilla

Uniéndose a Palacios en el consejo de Citgo designado por la oposición está el analista financiero Andrés Elloy Padilla. En un caso de nepotismo flagrante, la nominación de Padilla fue supervisada por su hermano, Luis Carlos, quién fue el Vicepresidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional donde se decidieron las nominaciones.

 

 

View image on Twitter
La Tabla
@latablablog

Luis UrdanetaEl directorio de Guaidó también incluye a Luis Urdaneta, quien una vez se desempeñó como Presidente de Citgo antes de convertirse en Vicepresidente de PDVSA en 1994. Urdaneta permaneció en ese rol hasta que Hugo Chávez ganó el poder en 1998 y se movió para socializar completamente a la compañía. El colega de Urdaneta en el nuevo equipo de Citgo, Angel Olmeta, se retiró de su cargo en el directorio de PDVSA en 1998. Mientras trabajaba en PDVSA, Olmeta supervisó la adquisición de Citgo y se desempeñó como Vicepresidente Ejecutivo y Director de Operaciones de la refinería.

Como los ex ejecutivos de la industria petrolera que vieron terminar su empleo con el ascenso de Chávez, Urdaneta y Olmeta tienen mucho en común con el enviado de Guaidó a los EE. UU., Carlos Vecchio. Vecchio disfrutó de una exitosa carrera con gasolina privada, trabajó como abogado fiscal para PDVSA antes del ascenso de Chávez, y luego se mudó a ExxonMobil.

Vecchio dirigió la lucha legal de Exxon contra el gobierno de Chávez y solo ingresó en la arena política una vez que Chávez expulsó a su ex empleador del país.

Como embajador de Guaidó en EE. UU., Vecchio ahora está acusado de supervisar la malversación de 70 millones de dólares de las cuentas de Citgo. Desestimó los informes e insistió en que su papel como embajador limita su participación en los asuntos de Citgo.

“No soy parte de PDVSA ni de la junta directiva de Citgo, ni estoy interesado en serlo”, escribió Vecchio en respuesta a los cargos.

 

“Tenemos que tomar el control de esos activos. Las cuentas bancarias, tenemos que proteger eso “.

Si bien no está claro quién controla exactamente los activos entregados a Guaido a principios de este año, Los registros de la Ley de registro de agentes extranjeros mencionan a Vecchio como el “Principal extranjero” de “la República Bolivariana de Venezuela bajo la presidencia de Juan Guaidó” en los Estados Unidos. El DOJ eliminó esa presentación sin explicación poco después de su publicación.

“Tenemos bienes que pertenecen a la república. Represento a la república y [estoy] trabajando en eso” Vecchio dijo a Public Radio International en febrero cuando se le preguntó si era legal para él administrar las cuentas de Venezuela.

“Tenemos que tomar el control de esos activos”, agregó.

Cuando PRI preguntó qué se podía “hacer sin una embajada oficial”, Vecchio respondió sin dudar:

“Las cuentas bancarias, tenemos que proteger eso. “Reservas de oro, necesitamos proteger eso y también a las empresas públicas o corporaciones como Citgo … Eso es lo que estamos haciendo”.

Lo que precisamente Vecchio planeaba hacer con el dinero era desconocido, pero sus comentarios han adquirido un nuevo significado a la luz de la supuesta investigación de fraude.

Al transferir miles de millones en activos petroleros pertenecientes al gobierno venezolano a un grupo de activistas de la oposición con un historial de corrupción, el gobierno de Trump ha preparado la bomba para los principales escándalos. Si el ex abogado de Exxon Vecchio y su cohorte se embolsaron las cuentas de Citgo o las “protegieron” como se comprometió a hacer, el robo de la riqueza de Venezuela a través de un golpe de cámara lenta ya ha comenzado.




Anya ParampilAnya parampil

Anya Parampil es periodista y reside en Washington, DC. Anteriormente, fue anfitriona de un programa diario de noticias progresivo de la tarde llamado In Question on RT America. Ha producido y publicado varios documentales, incluidos informes sobre el terreno de la península de Corea y Palestina.