hypersonic bomber
hypersonic bomber

No olvidar dar like a face para seguir las publicaciones… y compartir también unirse al grupo de la cosa aquella, el blog esta teniendo bloqueos de facebook y se me es imposible compartirlo en grupos…

1076404852

**************************

gefira.org

El euro ha existido por casi 20 años. El rublo de transferencia ruso sobrevivió 25 años. Las dos monedas tienen algo en común: fueron y no son una historia de éxito.

La introducción del rublo de transferencia tenía como objetivo permitir el libre comercio entre los países del bloque oriental. La creación del sistema común de compensación dio lugar a los tipos de cambio de la marca de Alemania Oriental, zloty, forint, lev, e incluso el tugrik mongol es arbitrariamente fijado por la Unión Soviética, independientemente del poder adquisitivo de las monedas nacionales. En la década de 1960, el lev búlgaro era un 20% infravalorado y el zloty polaco aproximadamente un 45% sobrevalorado. Como el rublo de transferencia todavía no era convertible en monedas occidentales, siguió siendo una ilusión y un medio por el cual la Unión Soviética podría enriquecerse y ahorrar su presupuesto a expensas de sus estados satélites: los rusos compraron materias primas, bienes, alimentos para monedas convertibles en el oeste y los vendieron a sus “amigos socialistas” para la transferencia de impuestos. El banco internacional para la cooperación económica, que se sentó en Moscú y manejó todas las transacciones en el rublo de la transferencia, barrió los superávits comerciales reales y los déficits bajo la alfombra. Con el cambio político, la moneda común de liquidación llegó a su fin, y resultó que la Unión Soviética debía enormes sumas a sus “hermanos”.

La situación con el euro es un poco diferente en estos días. Hay ciertas similitudes con el dólar rojo (así es como algunas personas llamaron los escombros de transferencia).

En primer lugar, a todos los países y ciudadanos de la zona del euro se les dice constantemente que el euro es bueno para todos, lo que no es cierto. (Los hechos se pueden encontrar en nuestros otros artículos) 1), 2), 3)

En segundo lugar, el euro favorece las balanzas comerciales de algunos países (Alemania, Francia) pero daña los de otros (países PIGS). (España)

En tercer lugar, el euro, como moneda de transferencia, contribuye al crecimiento de montañas de deuda.

En cuarto lugar, la zona del euro se ha ampliado artificialmente – afortunadamente no a Mongolia – pero Italia y Grecia no cumplieron y no cumplen los criterios de Maastricht. Esta fue la razón de las crisis financieras y seguirá siéndolo en el futuro.

También hay diferencias entre el dólar rojo y la moneda común de la UE.

En primer lugar, el euro no es solo una moneda para fines contables, es la única moneda en vigor en los países de la fraternal comunidad de la UE. El sueño de los comunistas se ha hecho realidad y los bancos centrales de los miembros de la eurozona se han convertido en zombis supuestamente autorizados a participar en la toma de decisiones.

En segundo lugar, las montañas de deuda están creciendo en otros lugares, no el emisor / administrador de la moneda está endeudado, sino los “beneficiarios” que se unen a la zona del euro.

La deuda de Grecia se manejó de tal manera que el país recibió una gran inyección de dinero del BCE; La deuda de Italia y España pronto provocará noches de insomnio para los que toman las decisiones en Roma, Madrid, Bruselas y Berlín.

La contraparte del rublo de transferencia soviética en la UE es, para ser precisos, no el euro, pero Objetivo 2.

Es un sistema de pago en el cual los bancos procesan pagos transfronterizos en tiempo real. En la Meta 2, los superávits o déficits surgen cuando el dinero fluye de un país de la eurozona a otro. Durante el agravamiento de la última crisis de la deuda del euro en 2011 y 2012, el capital de países particularmente afectados como España e Italia huyó a través del mercado bancario Target 2 a países como Alemania y Luxemburgo, que se consideraron como refugios seguros. Las reclamaciones de Alemania contra los países más pobres del sur de Europa alcanzaron los 700 mil millones de euros en ese momento (ver cuadro anterior).

La situación solo volvió a la normalidad cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, dejó en claro que, de ser necesario, podría ajustar el balance imprimiendo dinero adicional. La meta 2 evitó que los países colapsaran. Si España se hubiera quedado con Peso e Italia con Lira, se hubieran derrumbado. Target 2 los protegió de la bancarrota a expensas de los ciudadanos alemanes, holandeses y luxemburgueses. Desde 2015 observamos de nuevo el vuelo de capitales hacia el norte, en un momento en que la máquina de imprimir dinero en Fráncfort del Meno funciona como una loca. Esta vez, sin embargo, la fuga de capitales es el resultado de que Draghi inicie QE en 2015 y el Bundesbank comience a recomprar bonos en el mercado.

El banco central italiano depende del BCE y tiene que comprar bonos del gobierno italiano. Los inversores alemanes tienen que cambiar estos bonos por euros en Italia y transferir el dinero a través de Target 2 a su banco alemán. Por lo tanto, las crecientes diferencias en los balances del Objetivo 2 son el resultado de esto:

  1. que los alemanes, que poseen los bonos italianos, los disuelven en Italia y transfieren el dinero así obtenido a Alemania. Es la consecuencia de los problemas anteriores con las balanzas comerciales: los italianos compraron productos alemanes con sus bonos en el pasado. Por lo tanto, Alemania tiene más deudas que cualquiera de sus vecinos.
  2. que los italianos liquiden sus bonos y envíen su dinero al extranjero, una fuga de capitales habitual.

Así que de nuevo surgieron demandas de deuda enormemente altas en el lado alemán. Este año ya han alcanzado un billón de euros, es decir, una gran cantidad del 25% del PIB alemán.

Las inmensas reclamaciones de Alemania target 2 no están cubiertas por ningún valor. Si Italia o España se retiran de la zona euro, los alemanes se quedarán solos. Todavía no hay disturbios en Alemania por esto, porque la confianza en el Bundesbank es bien conocida en Alemania. Jaques Delors dijo una vez: “No todos los alemanes creen en Dios, pero todos creen en el Bundesbank”.

Probablemente todo el mundo cree en el BCE y Mario Draghi. En su conferencia de prensa el 26 de julio de este año, quiso tener un efecto calmante cuando habló sobre Target 2: “No tiene nada que ver con el movimiento de capital de un país a otro” .4) De hecho, solo los saldos de compensación pueden sobregiros siempre que nadie salga de la zona del euro.

Entonces, Italia no debe abandonar la zona del euro. Es “demasiado grande para caer”: su deuda asciende a 2,3 billones de euros (!), Los pasivos en el objetivo 2 aumentaron en junio de 2018 de -164.500 millones de euros en 2015 a -481 millones de euros. ¡Esto significa que la Banca d’Italia le debe al Bundesbank casi medio billón de euros!

Por un lado está Draghi, el italiano que usa su posición para salvar a su país, y por otro lado, hay muchos economistas alemanes que critican el Objetivo 2. El profesor Hans Werner Sinn, para quien Target 2 es un cheque que no puede cobrarse, es particularmente conocido. En uno de sus artículos describe la situación en España e Italia de la siguiente manera:

“En estos países gobiernan los socialistas radicales que no quieren saber nada sobre la disciplina presupuestaria, en Italia los viejos partidos fueron barridos. El gobierno radical de Five Stars and Lega quiere sacar mucho más crédito bajo la protección de los otros países del euro de lo que está tomando de todos modos y amenaza con abandonar el euro si la UE se niega a hacerlo.5)

Draghi tiene una visión diferente:

“El euro es indispensable porque es fuerte, porque las sociedades lo quieren (!), Y no le interesa a nadie el sentido de su existencia. No vale la pena discutir la abolición de lo que es inevitable (!). Eso solo puede hacer daño. “6) Camarada Draghi, por supuesto, tienes razón, nuestro rublo de transferencia es intocable, y no vale la pena discutir la existencia de nuestra comunidad y moneda (¿socialista?). ¡Continuará existiendo por otros 1000 años!

En 1990, Rusia debía a Alemania 6.400 millones de rublos de transferencia (7.400 millones de euros) debido a sus saldos de comercio exterior. Schröder le dio a Putin 7.100 millones, y Rusia solo pagó 500 millones de euros.7) ¿Cuánto donará Merkel al sur si algo sale mal?

Anuncios