hypersonic bomber

hypersonic bomber

putnnor_0.jpg

No olvidar dar like a face para seguir las publicaciones… y compartir también unirse al grupo de la cosa aquella, el blog esta teniendo bloqueos de facebook y se me es imposible compartirlo en grupos…

1076404852

*El tema de las calificadoras es muy interesante y simple, ellas solo dicen lo que los clientes quieren oír así de simple y son responsables en gran parte de la crisis del 2008; ahora quieren ir a China pero este es un mercado muy diferente…

************************************

por Tyler Durden

Jue, 06/09/2018

Según los informes, S & P está trabajando para desarrollar una escala de calificación crediticia personalizada para China, pero algunos inversores temen que pueda hacer más daño que bien. A diferencia de la escala de calificaciones personalizadas de S & P para mercados emergentes como Argentina, Israel y Taiwán, la próxima escala de calificación china no incluirá las “especificaciones de mapeo” recalibradas. que indican cómo se relacionan las calificaciones con el resto de las calificaciones globales de S & P.

En cambio, las calificaciones serán independientes, lo que significa que cuando se emite un A + en China, se debe considerar como una calificación A + emitida en cualquier otro lugar a nivel mundial.

China

Según los informes, S & P está trabajando para establecer un negocio independiente en China, donde competirá no solo con las empresas locales de calificación, sino también con Moody’s y Fitch, que también están solicitando licencias para abrir una tienda en China. Y dado que las empresas estadounidenses generalmente carecen del guanxi necesario para prosperar en el mercado chino, S & P apunta a adaptar su sistema de calificación de bonos a todo tipo de emisores, incluidos gobiernos y corporaciones, de una manera que “se ajuste a la situación local” (y presumiblemente aplacar al Partido Comunista).

“Creemos que teniendo en cuenta el tamaño, las dimensiones y el grado de diversificación del mercado interno de capitales de China, es necesario que haya un conjunto de estándares especiales de calificación y metodología de calificación que se ajusten a la situación local “, dijo S & P en un documento traducido por el Wall Street Journal.

Como era de esperar, los inversores en deuda no lo están comprando.

Esto se debe a que las calificaciones en China no necesariamente se corresponderán con las calificaciones globales, y parece que no habrá una forma ampliamente disponible de convertir estas calificaciones a calificaciones de calificación globales.

Prashant Singh, un gerente de deuda de mercados emergentes de Neuberger Berman dijo al WSJ: “Si las calificaciones muestran poca diferenciación crediticia y no reflejan los verdaderos riesgos de crédito, entonces los inversores no les darán mucho crédito”.

Como señala WSJ, solo dos corporaciones estadounidenses no financieras tienen la calificación más alta de AAA, S & P: Microsoft y Johnson & Johnson. Mientras tanto, el gobierno de EE. UU. Recibe solo una calificación A + doble de S & P.  El hecho de que una empresa de calificación de Estados Unidos otorgue calificaciones AAA a compañías industriales chinas apenas solventes es, en verdad, una amarga ironía.

“Es casi como estar en un salón de clases donde todos obtienen un (mejor nota), pero en realidad, no todos son tan buenos”. un analista soberano con BNY Mellon Investment Management le dijo al WSJ.

Si S & P sigue los pasos de las agencias de calificación chinas locales, podrían terminar publicando calificaciones AAA para compañías que están claramente en dificultades, como HNA Group Co., que según los informes tiene una calificación triple A de Shanghai Brilliance Credit Rating & Investors Service Co a pesar de que la compañía está vendiendo activos para cumplir con sus obligaciones de deuda y pagó casi 9% por préstamos el año pasado en un plazo de un año.

Todo el mundo sabe que en este negocio, el dinero habla y camina mierda. Ergo, solo hay una forma en que S & P podrá persuadir a los emisores de bonos para que paguen sus calificaciones – y eso es decirle a las empresas chinas lo que quieren escuchar para mantenerse “competitivas” con las agencias nacionales de calificación. El entorno económico en China, donde algunos administradores de activos y muchas instituciones tienen restricciones para comprar bonos de menor calificación, naturalmente tiende a ayudar a inflar a toda la industria de calificaciones.

De las 300 compañías chinas que han emitido deuda fuera de China continental, S & P no les ha ofrecido a ninguna de ellas una calificación superior a A +, es decir, cinco niveles por debajo de AAA. La calificación soberana de China también es A +. Pero tal vez una vez que S & P abra su filial nacional, tendrá razones para reevaluar.

Pero sin las especificaciones de mapeo como las que S & P implementó en otros mercados emergentes, no hay forma de que los inversionistas extranjeros interpreten las calificaciones crediticias en la economía principal más opaca del mundo.

Al igual que lo hicieron durante el período previo a la crisis financiera en los EE. UU., S & P parece estar perjudicando, no ayudando, la situación en China.

Anuncios