El filósofo Alexander Dugin ha comentado sobre los resultados de la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Francia:

“Marine Le Pen perdió las elecciones, ganó el globalista Macron, Las élites transnacionales (y transgénero) derrotaron al pueblo. Bienvenidos al infierno. La caída continúa. La derrota del pueblo es nuestra derrota. Y el golpe debe ser tomado como un golpe. No tiene sentido quejarse: Nosotros hemos dicho: “La vida – incluyendo la vida política, y la vida política en primer lugar – es una guerra, la batalla está perdida, pero la guerra no. Todo está por delante. La escoria mundialista no renunciará y tratará de arrastrar a toda la humanidad al abismo. Pero no perdamos el dominio. Ahora está claro que la Resistencia tiene la necesidad de ser global. Después de todo, el enemigo es global.

Los viejos partidos están virtualmente destruidos. No hay ni derecha ni izquierda. Están los pueblos y las élites, los europeos y la oligarquía financiera mundial. Marine trabajó perfectamente. Ella es en adelante el polo ideológico de la Resistencia.

Puesto que Macron fundamentalmente no puede hacer nada, y la crisis sólo se profundizará, ahora, sin perder un minuto, debemos prepararnos para la siguiente etapa de nuestra lucha común: Francia, Europa y la humanidad. ¡Nuestro nombre es Marine Le Pen!”

Anuncios