*Pues como entender esto, Secretario de Estado de Georgia, denuncia que el sistema electoral de su estado fue vulnerado en 10 oportunidades por  el DHS, “Departamento de Seguridad Nacional”, y los rusos?? no eran ellos?? ahora Trump maneja al “Departamento de Seguridad Nacional”??? como dicen la mentira tiene patas cortas…

Dar Like al Blog en face para seguir las publicaiones…
De Tyler Durden
Dic 14, 2016 8:50 PM

Imagen relacionada
Brian kemp

La semana pasada observamos una carta del Secretario de Estado de Georgia, Brian Kemp, al Departamento de Seguridad Nacional, preguntando por qué alguien con una dirección IP de DHS (216.81.81.80) había intentado hackear la base de datos electoral de su estado el 15 de noviembre de 2016 a las 8 : 43AM. Ahora, según WSB-TV en Atlanta, nos enteramos de que los sistemas electorales de Georgia eran en realidad el objetivo de la piratería por parte del DHS en 10 ocasiones distintas.

La Oficina del Secretario de Estado de Georgia ahora confirma que 10 ataques cibernéticos separados en su red fueron remontados a las direcciones del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

En una entrevista exclusiva, un visiblemente frustrado secretario de Estado Brian Kemp confirmó los ataques de diferentes niveles en la red de su agencia durante los últimos 10 meses. Él dice que todos rastrearon detrás a las direcciones del abastecedor del Internet del DHS.

“Nos están diciendo algo que piensan que lo han descubierto, pero nadie realmente nos mostró cómo sucedió esto”, dijo Kemp. “Necesitamos saber”.

Kemp dijo a Aaron Diamant de Channel 2 que el vendedor de ciberseguridad de su oficina descubrió las exploraciones adicionales de vulnerabilidad al cortafuegos de su red después de un masivo ataque cibernético a mediados de noviembre que desencadenó una investigación interna.

Mientras tanto, Kemp señaló que todos los intentos de hacking ocurrieron alrededor de los plazos críticos de registro y votación, cuestionando si “alguien estaba tratando de probar un punto”.

La Oficina del Secretario de Estado administra las elecciones de Georgia, y lo más preocupante para Kemp acerca de las exploraciones recién descubiertas es el momento.

La primera ocurrió el 2 de febrero, un día después de la fecha límite de registro de votantes de Georgia. La siguiente tuvo lugar pocos días antes de la SEC primaria. Otra ocurrió en mayo, el día antes de la primaria general, y luego dos más tuvo lugar en noviembre, el día antes y el día de la elección presidencial.

“Te hace preguntarte si alguien estaba tratando de probar un punto”, dijo Kemp.

Por supuesto, la administración Obama, un pilar de la “transparencia”, sin duda, ha confirmado los ataques originados en el DHS, pero se ha negado a proporcionar una historia recta sobre por qué los intentos de hackers se produjo. Furioso con la falta de respuestas, Kemp ha escrito una carta al gobierno de Trump pidiendo una revisión formal después de su inauguración el próximo mes.

La semana pasada, el DHS confirmó el gran ataque del 15 de noviembre remontándose a una puerta de enlace de Internet de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos. Pero Kemp dice que la historia del DHS sobre su fuente sigue cambiando.

“Primero fue un empleado en Corpus Christi, y ahora es un contratista en Georgia”, dijo Kemp.

Insatisfecho con la respuesta que recibió del secretario del Departamento de Defensa, Jeh Johnson, esta semana, Kemp disparó una carta el miércoles para hacer un lazo en el presidente electo Donald Trump.

“Sólo necesitamos pedirle a la nueva administración que eche un vistazo a esto y asegúrese de que obtengamos la verdad que la gente de Georgia merece saber eso y realmente lo exige”, dijo Kemp.

Kemp dice que varias de esas exploraciones se produjeron en el mismo momento en que testificó ante el Congreso sobre su oposición a un plan federal para clasificar los sistemas electorales como “infraestructura crítica”, como las centrales eléctricas y los sistemas financieros.
Como dijimos antes, a pesar de toda la atención de los medios de comunicación sobre “hackers rusos”, este ciberataque, originado dentro de nuestro propio Departamento de Seguridad Nacional, es el único caso confirmado de hacking relacionado con las elecciones de 2016.

Para aquellos que lo perdieron, aquí está lo que escribimos la semana pasada después de que se descubriera la piratería inicial.

El Secretario de Estado de Georgia, Brian Kemp, se pregunta con ansiedad, al igual que nosotros, por qué alguien con una dirección IP del Departamento de Seguridad Interna trataría de hackear la base de datos de registro de votantes de su estado. A pesar de que DHS ofreció ayuda de seguridad cibernética a los estados antes de la elección, el Wall Street Journal señala que Georgia fue uno de los estados que específicamente negó la asistencia.

El secretario de Estado de Georgia está pidiendo al Departamento de Seguridad Nacional que explique lo que parece ser un intento de violación de la base de datos de registro de votantes del estado por alguien en el gobierno federal.

En una carta al Departamento de Seguridad Nacional Jeh Johnson fechada el jueves, el secretario de Estado de Georgia, Brian Kemp, dijo que el estado había descubierto un intento infructuoso de romper el cortafuegos de los sistemas informáticos estatales. Ese intento estaba vinculado a una dirección IP asociada con el DHS, dijo.

“En ningún momento mi oficina aceptó o permitió que DHS realizara pruebas de penetración o análisis de seguridad de nuestra red”, escribió el Sr. Kemp, republicano. “Además, su departamento no se ha puesto en contacto con mi oficina desde este incidente sin éxito para alertarnos de cualquier evento de seguridad que requiera la prueba o escaneo de nuestra red”.

La supuesta intromisión del gobierno federal en un sistema informático estatal responsable de la seguridad de las elecciones fue detectada por una empresa de seguridad de terceros que trabaja para el estado de Georgia. El intento no tuvo éxito, según el estado. Las computadoras también contienen información sobre las incorporaciones de la empresa.

Según una carta escrita por Kemp al Secretario Jeh Johnson, el intento de intrusión ocurrió una semana después de las elecciones del 15 de noviembre de 2016 a las 8:43 am y provenía de una dirección IP asociada con el DHS (216.81.81.80).

GA

Por supuesto, desde la piratería de la base de datos electoral de un estado es técnicamente ilegal, incluso para el DHS, Kemp tenía algunas preguntas bastante acertadas para Johnson sobre quién autorizó la exploración y cuántos otros estados fueron escaneados sin autorización.

GA

Mientras tanto, el potencial de piratería siguió a las amenazas de Jeh Johnson que condujeron al día de las elecciones para declarar los sistemas electorales como “infraestructura crítica”, lo que habría dado al gobierno federal más autoridad sobre las bases de datos estatales.

El Departamento de Seguridad Nacional hizo un gran esfuerzo antes de las elecciones de noviembre para ayudar a los estados a asegurar los sistemas electorales contra la posible piratería, ya que los temores a la interferencia extranjera en el proceso electoral estadounidense alcanzaron un punto álgido en los meses previos al Día de las Elecciones.

El departamento también consideró declarar los sistemas electorales como “infraestructura crítica”, lo que habría dado al gobierno federal autoridad adicional para proteger los sistemas. Sin embargo, el DHS no dio ese paso, ya que muchos estados expresaron su preocupación por la autoridad federal adicional sobre sus sistemas electorales y dijo que la Constitución otorgaba a los estados el derecho a dirigir sus propias elecciones.

Como resultado de algunas de las preocupaciones, el departamento aclaró que la asistencia en temas de seguridad relacionados con las elecciones era voluntaria y alentó a los estados a aprovechar los recursos y la experiencia del DHS para ayudar a asegurar los sistemas electorales estatales.

“La asistencia del DHS es estrictamente voluntaria y no implica reglamentación, directivas vinculantes y no se ofrece para sustituir el control estatal y local sobre el proceso”, dijo Johnson en septiembre.

Georgia fue uno de los estados que habían rechazado la ayuda del gobierno federal para la seguridad electoral, citando la soberanía del estado. “Ahora mismo, sólo estamos exigiendo respuestas”, dijo David Dove, un asistente de la secretaria de Estado de Georgia. “Mi jefe, el Secretario Kemp, ha sido un crítico muy vocal del Departamento de Seguridad Nacional declarando sistemas electorales de infraestructura crítica”.

Después de toda la charla sobre los piratas informáticos rusos, ¿no sería perfecto si resulta que la administración Obama fue el único grupo que intentó ilegalmente hackear una base de datos de elecciones estatales? Dicho esto, no vamos a aguantar la respiración esperando a Jill Stein y desafió a los partidarios de Hillary a expresar su indignación por este incidente.

Anuncios