3 diciembre, 2016
congreso

En una acción que incrementa notablemente la capacidad del Departamento de Educación para investigar a los estudiantes que critiquen a Israel en las universidades, el Senado de EEUU ha aprobado El Acta de Consciencia sobre el Antisemitismo.

Los senadores Bob Casey (Demócrata por Pensilvania) y Tim Scott (Republicano por Carolina del Sur) presentaron el proyecto justificándolo en el creciente número de “crímenes de odio motivados por la religión” y advirtiendo que el Departamento de Educación necesitaba adoptar “acciones urgentes” para investigar todos los crímenes “antisemitas” en los centros educativos.

Sin embargo, esto sólo era una fachada. La mayoría de los crímenes de odio motivados por la religión en EEUU afectan a los musulmanes. Sin embargo, ninguna medida legal ha sido adoptada para protegerlos, ni dentro de esta ley ni en otra.

El propósito real de la norma es crear una censura y reprimir a aquellos estudiantes que critiquen los crímenes del régimen sionista contra el pueblo palestino. De hecho, la ley incluye en su definición de “antisemitismo” las críticas a Israel o los intentos de “deslegitimar” el estatus de Israel como “estado judío”, definición racista que intenta excluir del “estado israelí” a los árabes israelíes de religión musulmana o cristiana. La ley incluye incluso dentro de esta definición el hecho de “dirigir la atención hacia Israel” en las investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos.

Cualquier universidad donde se realicen tales actividades podría ser blanco de “quejas sobre discriminación” en base al Título VI de la norma.

El Congreso estadounidense está dominado por congresistas sionistas o a sueldo del lobby pro-israelí, incluyendo el AIPAC y otras organizaciones similares que intentan controlar la vida política en EEUU y ejercer una censura opresiva sobre el pueblo norteamericano.

spanish.almanar.com.lb