Estados Unidos está tratando en secreto de derrocar los gobiernos de varios países latinoamericanos y ya casi ha logrado la salida de Brasil de los BRICS. Al menos eso se desprende de un artículo publicado por ‘Contra Magazin’.Vladímir Putin, el presidente de Rusia y la presidente electa de Brasil, Dilma Rousseff

Según el mismo escrito, Moscú ayudará a las naciones de América Latina a protegerse de las injerencias políticas estadounidenses.

“La intervención oculta de EEUU desestabiliza cada vez más los países de América Latina”, subrayó la publicación austriaca.

El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, señaló que el expansionismo de la política exterior de Washington en la región no pasa desapercibida.

“Percibimos una nueva intensificación de la política exterior estadounidense en esta área, vemos intentos de interferir en los asuntos internos de un gran número de estados de la región”, afirmó el viceministro a la publicación.

Según el diplomático, Argentina, Brasil y Venezuela son solo algunos de los ejemplos más evidentes. “De todos modos, Rusia no permitirá a EEUU desestabilizar América Latina”, agregó.’Contra Magazin’ afirmó que para los países latinoamericanos es necesario encontrar soluciones no solo políticas, sino también regionales. Riabkov insistió en “la necesidad de establecer una cooperación constructiva con los representantes de la autoridad de todos los segmentos políticos de los países de la región”.

En América Latina se han producido en los últimos años notables cambios políticos. Riabkov remarcó el “obvio cambio de las preferencias políticas no solo hacia al centro, sino cada vez más hacia la derecha”.Rusia tiene buenas relaciones con muchos países de América Latina, recordó la publicación. Después del inicio de las sanciones contra Moscú por parte de EEUU y Europa, la cooperación económica entre Rusia y los países de América Latina ha crecido, gracias a que una serie de acuerdos económicos fueron firmados.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/americalatina/20160519/1059790663/intervencion-EEUU-america-latina-rusia.html#ixzz4979fZThc