*Aunque este tema es mas que sabido, siempre es bueno una confesión.

La periodista Amber Lyon revela cómo gobiernos pagan para falsificar noticias.

La periodista Amber Lyon se ha convertido en una importante “whistleblower” (alertadora), al revelar cómo los gobiernos pagan a los medios para que falsifiquen noticias, publica este jueves Venezolana de Televisión (VTV).

Lyon renunció a la cadena estadounidense CNN luego de que su reportajeRevolution, donde mostraba las atrocidades del régimen de Baréin, no fuera retransmitido en CNN Internacional debido a presiones del Gobierno bareiní.

La periodista se enteró después de que este país pagaba fuertes cantidades a la CNN para que fuera presentado de forma favorable. Pese al elevado coste del documental, más de 100 mil dólares, en comparación con la mayoría de reportajes periodísticos, no salió al aire.

Habiendo vivido en carne propia lo que ocurría en este país de Oriente Medio, Lyon claramente notó que la cobertura que transmitía, de forma cotidiana, la CNN era completamente falsa.

Lyon cree que países como Baréin pagan millones de dólares para mostrar un contenido que es supuestamente objetivo. Esto es algo que ocurre comúnmente: infomerciales para dictadores. Pero también para promover los nuevos movimientos en la estrategia geopolítica de Estados Unidos, denuncia Lyon.

En el video de RT vemos cómo la CNN edita los acontecimientos políticos para avanzar una propaganda bélica. Vemos la diferencia con la que se cubren los discursos del primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, y el expresidente de Irán Mahmud Ahmadineyad en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con un claro sesgo a favor del premier israelí.

“Me preocupa que se pastoree a los ciudadanos a un nuevo conflicto a través de coberturas selectivas… Ahmadineyad en realidad estaba diciendo que había caminos para la paz, pero esto fue omitido por la CNN. A la vez se refuerza el mensaje prefabricado con películas como Argo, que crean una propaganda bélica en favor de ciertos intereses”… Se trata de una retórica “que lleva a la guerra como ocurrió con el discurso de ‘armas de destrucción masiva'”, el cual se utilizó para lanzar la guerra contra Irak, señala Lyon.

Los hechos que ha observado Lyon en la CNN son la norma y no la excepción, especialmente en países como México, donde el presidente tiene fuertes lazos con la televisora más importante del país.

lvs/anz/msf