Las armas de alta precisión y los sistemas antimisiles reducen el papel disuasorio del armamento nuclear, por lo que no se espera una guerra atómica a escala mundial.

Un tanque israelí maniobra cerca de la Franja de Gaza

El centro encargado de tomar decisiones en el campo de la seguridad europea no se halla en Bruselas, sino en Washington. Sin EE.UU., las estructuras militares europeas son inviables

En los últimos dos años se han producido varios cambios que apuntan a indicios de nuevos conflictos entre las mayores potencias militares, concluyen en un informe los expertos y analistas del Club Internacional de DebatesValdai Mijaíl Kofman y Andréi Sushentsov, según el diario ‘Védomosti’.

Los avisos sobre este tipo de conflictos están en la confrontación entre Rusia y la OTAN tras los sucesos de Ucrania, la guerra en Yemen y enSiria, la crisis diplomática entre Rusia y Turquía tras el derribo del caza ruso Su-24, además de la escalada de tensión en el mar de la China Meridional.Con nueva tecnología, armamento y vehículos, EE.UU. se prepara para una guerra a gran escala

Los autores del informe consideran que las armas de gran precisión y los sistemas de defensa antimisiles reducen el papel disuasorio del armamento nuclear, sobre todo entre las mayores potencias mundiales, por lo que no se espera una guerra nuclear a escala mundial y la ocupación militar de territorios enemigos deja de ser un objetivo bélico.

¿Cómo será la “nueva guerra”?

De esta manera las primeras etapas de la “nueva guerra”, como la denominan en el informe del club Valdai, se basarán en ataques exclusivamente electrónicos a través del ciberespacio, en el espacio y en el espectro electromagnético para interrumpir importantes sistemas e infraestructuras de control y mando.

La idea de una nueva guerra se confirma con la iniciativa que Alemania pretende presentar ante la Unión Europea para formar un Ejército europeo único, el cual podría resolver problemas que Estados Unidos probablemente no asumiría, una idea que ya surgió durante la Guerra Fría, pero que pasó a un segundo plano tras finalizar esta. Vladímir Yevséyev, del Instituto de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), considera que “Estados Unidos y la OTAN de momento solo están dispuestos a dar a Europa funciones meramente policiales. El centro encargado de tomar decisiones en el campo de la seguridad europea no se halla en Bruselas, sino en Washington. Sin EE.UU., las estructuras militares europeas son inviables”.

Fuente: RT