*Hayer comparti un video donde se hacia publico el atentado de la opocicion Venezolana, meiante la especulacion y acaparamiento de productos de primera nescesidad,

*Pues hoy comparto el manual de EEUU para esta tarea de intervencionismo en los paises que no son de su agrado, ejemplo Chile de Salvador Allende.

https://www.cia.gov/news-information/featured-story-archive/2012-featured-story-archive/CleanedUOSSSimpleSabotage_sm.pdf

gobierno-de-salvador-allende-g-19-638

Cuando la mayoría de la gente piensa en el sabotaje de la CIA, piensa en golpes de estado, asesinatos, guerras de poder, grupos rebeldes armados, e incluso banderas falsas, no en la estupidez estratégica y en la ineptitud burocrática a propósito. Sin embargo, según un documento desclasificado de 1944, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), que más tarde se convirtió en la CIA, utilizó y formó a una raza curiosa de “ciudadanos-saboteadores” en países ocupados como Noruega y Francia.

El documento de la época de la Segunda Guerra Mundial, denominado Manual de Campo del Sabotaje Simple, describe las formas en que los operativos pueden interrumpir y desmoralizar a los administradores del enemigo y a las fuerzas policiales. La primera sección del documento, que se puede leer en su totalidad aquí, se dirige a las “Organizaciones y Conferencias”, y cómo convertirlas en un “desastre disfuncional“:

– Insista en hacer todo a través de los “canales“. Nunca permita que se tomen atajos con el fin de agilizar las decisiones…
– Haga “discursos“. Hable con tanta frecuencia como sea posible y en gran longitud. Ilustre sus “argumentos” con largas anécdotas y relatos de experiencias personales.
– Cuando sea posible, refiera todos los asuntos a los comités para “mayor estudio y consideración“, intente hacer que el comité sea lo más grande posible, nunca menos de cinco.
-Saque cuestiones irrelevantes con la mayor frecuencia posible.
– Regatee la redacción precisa de las comunicaciones, actas y resoluciones.
– Refiérase a cuestiones decididas en la última reunión y trate de volver a abrir la cuestión de la conveniencia de esa decisión.
– Abogue por la “precaución“. Sea “razonable” e inste a sus compañeros conferenciantes a ser “razonables” y evite la prisa que podría dar lugar a situaciones embarazosas o dificultades más adelante.

En su página web oficial, la CIA se jacta de encontrar formas innovadoras para lograr el sabotaje, llamando a sus tácticas de desestabilización “sorprendentemente relevantes“. Si bien admiten que algunas de las ideas pueden parecer un poco anticuads, afirman que “Juntas son un recordatorio de la facilidad con que la productividad y el orden pueden ser socavadas“.

En una segunda sección de la guía, dirigida a los gerentes-saboteadores, se enumeran los siguientes movimientos tácticos:

– Al hacer asignaciones de trabajo, siempre asigne primero los trabajos poco importantes. Vea que los trabajos importantes se asignen a los trabajadores ineficientes.
– Insistia en la obra perfecta de productos relativamente sin importancia; devuelva los que tienen el menor defecto para que afinen su acabado.
– Para bajar la moral y, con ella, la producción, sea agradable a los trabajadores ineficientes; déles promociones inmerecidas.
– Celebre conferencias cuando hay trabajos más importantes por hacer.
– Multiplique los procedimientos y autorizaciones para emitir instrucciones, cheques de pago, y así sucesivamente. Vea que tres personas tengan que aprobar todo lo que haría una.

Por último, la guía presenta un protocolo de cómo los saboteadores-empleados pueden también interrumpir las operaciones del enemigo:

– Trabaje lentamente.
– Invente tantas interrupciones a su trabajo como pueda.
– Haga su trabajo mal y échele la culpa a las malas herramientas, maquinaria o equipo. Quéjese de que estas cosas le impiden hacer su trabajo correctamente.
– Nunca pase su habilidad y experiencia a un trabajador nuevo o menos hábil.

La CIA está orgullosa de su manual de campo kafkiano y, evidentemente, todavía lo ve como una forma poco ortodoxa pero efectiva para desestabilizar las operaciones enemigas en todo el mundo. Por supuesto, también podría un anarquista o una mirada revolucionaria usar este tipo de tácticas y verlas en el contexto para interrumpir ciertas estructuras de poder nacional, muchas de las cuales ya están construidas como un castillo de naipes burocrático.

Parece que si un país debería abstenerse de exhibir lo fácil que es interrumpir a las agencias federales ineficientes, sin embargo, serían los Estados Unidos.

Fuente: http://theantimedia.org/declassified-cia-manual-shows-how-us-uses-bureaucracy-to-destabilize-governments/

Traducido por Jose Manuel Goig /Crónicas subterráneas